Un sexenio de desastres

 CONTRALÍNEA

———————————————————

Protección civil, militarizada y violatoria de derechos humanos

 CONTRALÍNEA

———————————————————

Un sexenio de desastres

 . CONTRALÍNEA

———————————————————

Protección civil, militarizada y violatoria de derechos humanos

. CONTRALÍNEA.

———————————————————

Ciudadanos y comunidades en la encrucijada democrática frente a la metropolización autoritaria.

Dr. Daniel Rodríguez Velázquez, profesor titular, Escuela Nacional de Trabajo Social-UNAM

Mtra. Citlalli Esparza González, Frente Ciudadano Contra Zodes

———————————————————

Atlas de riesgos que no se utilizan

Iván Restrepo. Periódico  La Jornada. 30 de octubre, 2017

———————————————————

Emerge fauna postsismo

Maquillistas de la construcción

Urgen dictámenes estructurales

Miguel Ángel Velázquez

———————————————————

Aprender a Morir

 Resistencia consciente

Hernán González G.

———————————————————

Dinero

Ocultaron zonas de alto riesgo

Enrique Galván Ochoa

———————————————————

El reality show para jodidos

Carlos Fazio /II

———————————————————

Revuelta y confrontación

Gustavo Esteva

———————————————————

Astillero

 A un mes del sismo

 Julio Hernández

 ——————————————————–

De sismos y escuelas: empezar de nuevo

Jesús Martín del Campo

———————————————————

El lugar de un filósofo en situaciones de desastre

 

Ávila Schiaffini Paloma Renata

———————————————————

Sistema urbano y uso del suelo como instrumentos para la reconstrucción de ciudades afectadas por los sismos del mes de septiembre de 2017

Jaime Uribe

———————————————————

Reconstruir, reanudar, reducar

Alberto Sebastián Barragán

 ——————————————————–

Dinero

 Tumban edificios; borran huellas de irregularidades

Llegan petroleras de fuera, no baja la gasolina

La demolición del Frente y la Juanita del 18

Enrique Galván Ochoa

 ——————————————————–

¿Cuánto pesó el boom inmobiliario en los edificios derrumbados del 19S?

 ———————————————————

Ciudad Perdida

Las lecciones tras el sismo

Liderazgos medrosos

Se avizora escasa votación

Miguel Ángel Velázquez

 ——————————————————-

Dinero

 Sismos: Inai invita a denunciar corrupción

¿Qué tienen en común Lozoya y la dueña del Rébsamen?

El peligro de los espectaculares

Enrique Galván Ochoa

 ——————————————————–

El desastre por los sismos… y las prácticas corruptas: videocolumna de Karina Gidi

Redacción AN octubre 11, 2017 1:29 pm

“La escuela Enrique Rébsamen no debió caerse y 19 niños y 7 adultos no debieron morir”: Karina Gidi, actriz y consejera en la Organización Nacional Anticorrupción.

 ———————————————————

Desastres naturales, solidaridad y pobreza

Araceli Damián

 ———————————————————

El sismo y la doctrina del shock

A renglón seguido por José Carlos G. Aguiar

———————————————————

Correlato sísmico

Luis Linares Zapata

——————————————————–

Dinero

 El Inai intentará poner orden al caos de donativos

El bono, sólo para un sismo; el otro no alcanza

La contribución de Slim, amigos y clientes

Enrique Galván Ochoa

———————————————————

Evaluación magisterial y sismos

Lev M. Velázquez Barriga

——————————————————–

Colapso o sustentabilidad: ¿adónde va Ciudad de México?

Víctor M. Toledo

——————————————————–

Negocios y Empresas

Damnificados y seguros hipotecarios

Miguel Pineda

———————————————————

El reality show para jodidos y los cleptobaronesdepredadores

Carlos Fazio /I

———————————————————

Una megaurbe caótica y sísmica

Iván Restrepo /III

———————————————————

Caminos de sanación

Gustavo Esteva

———————————————————

Dinero

 Presión de EU hizo caer a ex gobernador de Tamaulipas

Vecinos de Benito Juárez exigen moratoria urbana

La diferencia entre independiente y sin partido

Enrique Galván Ochoa

———————————————————

De reconstrucciones 

Rolando Cordera Campos

———————————————————

El despertar

José Agustín Ortiz Pinchetti

———————————————————

 Dinero

 Tumbó sismo unos edificios, a otros la corrupción

Fue olvidada la lección de hace 32 años

Y al final no pasa nada…

Enrique Galván Ochoa

———————————————————

Gasto social y reconstrucción

Orlando Delgado Selley

———————————————————

Secuelas políticas del terremoto

Octavio Rodríguez Araujo

———————————————————

Resaca sísmica

Luis Linares Zapata

———————————————————

Una pregunta abierta como grieta

Javier Flores

———————————————————

De héroes y canallas

Pedro Salmerón Sanginés

———————————————————

Istmo oaxaqueño, el malestar de los olvidados

Luis Hernández Navarro

———————————————————

#19S: puños de esperanza vs la muerte y la simulación

Carlos Ímaz Gispert

———————————————————

Negocios y Empresas

Miguel Pineda

———————————————————

Ciudad Perdida

La Condesa tras el cataclismo

Atisbos por volver a la normalidad

Ya nada será lo mismo

Miguel Ángel Velázquez

———————————————————

Dinero

 230 muertos… y ningún responsable

Plantó la directora del Rébsamen a la procu

IMSS: arranca la campaña contra el cáncer de mama

Enrique Galván Ochoa

———————————————————

Nuevas llaves para nuevas puertas

Hermann Bellinghausen

———————————————————

Una megaurbe caótica y sísmica

Iván Restrepo /II

———————————————————

Dinero

 La corrupción tumbó al sistema de Seduvi

Demasiado tarde, cancelan permiso a Colegio Rébsamen

Tamakepalis

Enrique Galván Ochoa

———————————————————

Que vivan los totopos y el Café de Raíz en la colonia Roma

Elena Poniatowska

———————————————————

Frida Sofía o los peligros de la televisión en directo

Diego Salazar

———————————————————

Paréntesis obligado: dies irae dies illa

José Antonio Rojas Nieto

———————————————————

Ciudad milenaria, temeraria, solidaria

Jorge Durand

———————————————————

Sin cauce ni rumbo

Rolando Cordera Campos

———————————————————

Arriba nuevamente

Ángeles González Gamio

———————————————————

No Sólo de Pan…

De la tierra enemiga

Yuriria Iturriaga

———————————————————

Mar de Historias

Destrozos

Cristina Pacheco

———————————————————

El despertar

 Dinero difícil

José Agustín Ortiz Pinchetti

———————————————————

La normalidad resquebrajada

Silvia Ribeiro

———————————————————

La ronda laboral del TLCAN

Arturo Alcalde Justiniani

———————————————————

México SA

Aquí no pasa nada

Todo transitorio

Efecto moderado

Carlos Fernández-Vega

———————————————————

Infancia y sociedad

 Está temblando…

Andrea Bárcena

 

———————————————————

Los de Abajo

Tras el sismo, ¿quién?

Gloria Muñoz Ramírez

———————————————————

Dinero

 #FuerzaMéxico

Los héroes: jóvenes, rescatistas, topos

La clase política faltó a la cita

Enrique Galván Ochoa

———————————————————

Neurosis traumática, secuela lógica

José Cueli

———————————————————

Frágiles

Gabriela Rodríguez

———————————————————

Lo que aprendí del pueblo mexicano

Raúl Zibechi

———————————————————

Rescatar las escuelas públicas, la otra emergencia

Lev M. Velázquez Barriga*

———————————————————

El nuevo sismo del 19 de septiembre

Juan Tonda

———————————————————

De terremotos, economía y devastación neoliberal

John Saxe-Fernández

———————————————————

Los Tigres de Hueyapan, el sismo y la solidaridad

R. Aída Hernández Castillo

———————————————————

Impunidad y desastre: una propuesta

Aurelio Fernández F.

———————————————————

Una crítica fraternal a La Jornada

Octavio Rodríguez Araujo

———————————————————

Urge la reconstrucción de México

Napoleón Gómez Urrutia

———————————————————

México SA

De la desgracia al cinismo

¿Solidaridad? No: negocio

Reconstrucción: otro filón

Carlos Fernández-Vega

———————————————————

Ciudad Perdida

Estragos del terremoto

En Seduvi, el rastro de la tragedia

Explicaciones más que necesarias

Miguel Ángel Velázquez

———————————————————

Astillero

 El negocio de la reconstrucción

Empresarios a la mesa

Regular y vigilar donaciones

Vuelve Galindo, ¿y Nochixtlán?

Julio Hernández López

———————————————————

Dinero

 Colegio Rébsamen: homicidio culposo

No alcanzan 3 mil pesos: #rentasmancera

Tiembla el peso: $18.50 por dólar

Enrique Galván Ochoa

———————————————————

Desastres naturales y jerarquías de dominación

Alejandro Nadal

———————————————————

El coeficiente corrupción/incompetencia

Claudio Lomnitz

———————————————————

Astillero

 Peña aprovecha a Graco

CDMX: la enorme distancia

43: tres años de engaños

Nuño culpa a rescatistas

Julio Hernández López

———————————————————

Dinero

 ¿Dónde están los donativos en dinero?

La IP forma fideicomiso, para mayor transparencia

Colegio Rébsamen resbala a pleito político

Enrique Galván Ochoa

———————————————————

La UNAM frente a los sismos

Javier Flores

———————————————————

Fundidos en un abrazo en medio del dolor

Abel Barrera Hernández*

———————————————————

Las vergüenzas

José Blanco

———————————————————

¡Poder ciudadano!, lo que el sismo nos dejó

Víctor M. Toledo

———————————————————

Los sismos de la ira

Luis Hernández Navarro

———————————————————

México SA

Sismo y economía

Augurio desinflado

Industria en la lona

Carlos Fernández-Vega

———————————————————

Negocios y Empresas

Una pequeña utopía

Miguel Pineda

———————————————————

Ciudad Perdida

 Pudrición de pie

No son representantes de la gente

Órdenes ciudadanas, silencio oficial

Miguel Ángel Velázquez

———————————————————

Astillero

 La trampa del dinero privado

Tumbar dos zanahorias

¿Qué hacen con las donaciones?

Dejar cargos, ¿para buscar otros?

Julio Hernández López

———————————————————

Dinero

 ¿Por qué ocultan el Atlas de Riesgos?

No pagarán el seguro; quedó corto en grados Richter

Los vericuetos financieros del PRI

Enrique Galván Ochoa

———————————————————

Maletas

César Moheno

———————————————————

Luz de golpe

Hermann Bellinghausen

———————————————————

La Condesa

León Bendesky

———————————————————

De la caridad a la transformación

John M. Ackerman

———————————————————

El sociomoto

Gustavo Esteva

———————————————————

Angustia, dolor, solidaridad, esperanza

Arturo Balderas Rodríguez

———————————————————

Aspectos a destacar del reciente sismo

Armando Hernández Cruz*

——————————————————–

México SA

Terremoto y presupuesto

Reconstrucción y promesas

Graco: ¿moral mínima?

Carlos Fernández-Vega

———————————————————

Aprender a morir

Dolorismo, sí; civismo ¿no?

Hernán González G.

———————————————————

Astillero

Agarra una pala, exigen a EPN

Estudiantes contra el Estado Mayor

Amplio repudio a políticos

Temor a organización social

Julio Hernández López

———————————————————

De reconstrucciones

Rolando Cordera Campos / I

———————————————————

Mar de Historias

Hoy como ayer

Cristina Pacheco

———————————————————

El Despertar

Escombros y primicias

José Agustín Ortiz Pinchetti

———————————————————

Del fondo del mundo prostituto, otra vez la solidaridad

Gustavo Gordillo

———————————————————

La señora Sociedad Civil

Miguel Concha

———————————————————

Catástrofe y política: una infrahistoria

Ilán Semo

 

———————————————————

En el Chopo

Dos 19 de septiembre

Javier Hernández Chelico

 

———————————————————

Los de Abajo

 El chilango chido

Gloria Muñoz

———————————————————

Dinero

 No es “su“ dinero, son nuestros impuestos

Partidos a medio subsidio, políticos a medio sueldo

Todos los recursos a los damnificados

Enrique Galván Ochoa

———————————————————

Solidaridad mexicana original.

José Cueli

———————————————————

México SA

Reconstrucción: ¿con qué?

¿De dónde saldrá el dinero?

México fraterno, ¡presente!

Carlos Fernández-Vega

———————————————————

Economía Moral

Poema a la Ciudad de México, escrito en 1985

Julio Boltvinik

———————————————————

Astillero

Frida Sofía: otro engaño

Televisa, Marina, Nuño

Precandidato en (larga) espera

1985: invención de Monchito

Julio Hernández López

———————————————————

Dinero

 ¿Por qué no sonó la alarma sísmica?

Frida Sofía: ¿y si la buscan debajo del colchón?

Avanza proyecto de bajar dinero a la partidocracia

Enrique Galván Ochoa

———————————————————

México SA

CDMX: se repite la historia

Terremoto y caos urbano

¡Que concluya septiembre!

Carlos Fernández-Vega

———————————————————

Astillero

 ¿Reducir gasto electoral?

No solamente eso

Atención a estados

Vigilar donación y préstamos

Julio Hernández López

———————————————————

Dinero

 Crímenes urbanos

Redes sociales… y los héroes que las utilizan

¿Bajar gasto electoral o precio de la gasolina?

Enrique Galván Ochoa

——————————————————–

El sismo de 2017 y el fin de los tiempos.

Bernardo Barranco V.

———————————————————

Astillero

 Gobernantes entumecidos

Sociedad civil en acción

Nayarit: ex gobernador a extraditar

La Jornada: 33 años

Julio Hernández López

——————————————————–

Dinero

 Repite la tragedia del ’85: ¿tampoco habrá culpables?

El éxodo fallido de oficinas de gobierno

Los héroes de Twitter y Facebook

Enrique Galván Ochoa

——————————————————–

Reconstruir también la confianza en la autoridad

Editorial La Jornada

———————————————————

El Fonden y la reconstrucción

Editorial La Jornada

———————————————————

Reconstrucción: el desafío institucional

Editorial La Jornada

———————————————————

Damnificados: organizar la ayuda

Editorial La Jornada

———————————————————

La cara oscura de las redes sociales

Editorial La Jornada

———————————————————

Maquinaria pesada: desinformación e insensibilidad oficial

Editorial La Jornada

———————————————————

Escuelas: el regreso a clases puede esperar

Editorial La Jornada

———————————————————

La tragedia es nacional

Editorial La Jornada

———————————————————

Nueva tragedia, nuevas esperanzas

Editorial La Jornada

———————————————————

El despertar

 La capital en vilo

José Agustín Ortiz Pinchetti

———————————————————

Los efectos de los sismos, ¿desastres naturales?

Julio Muñoz Rubio*

———————————————————

Destellos luminosos.

Ángeles González Gamio

———————————————————

Ira y esperanza.

Bernardo Bátiz V.

 

———————————————————

‘Sismo social en México’

La columna en vídeo de Antonio Navalon 

Sismo social en México

Opinión | 'Sismo social en México', la columna en video de Antonio Navalon http://ow.ly/SNyz30ftuXl

Posted by El PAÍS México on miércoles, 27 de septiembre de 2017

———————————————————

Bando 2: origen de la tragedia urbana

———————————————————

La corrupción está matando a los mexicanos: Eduardo Huchim (Video)

Redacción AN septiembre 29, 2017 2:25 pm

En su sección Omnia, Huchim comenta que la corrupción permitió la construcción de grandes y altos edificios en sitios donde no estaban permitidos o con materiales defectuoso o inadecuados, de ahí que hayan colapsado en el sismo del #19S.

 

 

———————————————————

Una megaurbe caótica y sísmica. 

Iván Restrepo. 

 

 

———————————————————

Vivir en una comunidad universitaria abierta al tiempo en tiempos de sismos.

Lilia Granillo Vázquez. 

 

 

———————————————————

Resistir pata existir. Organizar para cambiar. 

Guillermo Almeyra.

 

 

———————————————————

La gran estafa del siglo.

María Rosa Luna Espinosa y Gonzalo King Díaz.

 

 

———————————————————

México, el mejor preparado en simulacros inútiles: “El Topo” Cienfuegos.

México el mejor preparado para simulacros inútiles

* "El gobierno del PRD quiere destruir a los grupos de voluntarios".* "La gente fue la que sacó adelante el desastre, no el gobierno".* El comandante Cienfuegos y topos USAR BREC han ayudado en el terremoto de México en 1985, Terremoto en Chile, Tsunami en Indonesia, Tsunami en Japón, Torres Gemelas en Nueva York, Huracán Catrina en Nueva Orleans y muchos otros desastres.*Más información: http://lector24.com/blog/2017/09/25/cienfuegos-simulacros-inutiles/ ‎

Posted by Lector 24 on lunes, 25 de septiembre de 2017

 

 

———————————————————

Mensaje de Héctor Méndez “El Chino”, líder de Topos Azteca.

Mensaje de Héctor Méndez "El Chino", líder de Topos Azteca.

Posted by Comunidad Politécnica on lunes, 25 de septiembre de 2017

 

 

———————————————————

Los terremotos en México. También el Social y el Político. 

Edgard Sánchez.

 

———————————————————

Sismo ciudadano 

Carlos Martínez García

———————————————————

El sismo de los millennials. 

Javier Aranda Luna

 

 

——————————————————–

“La política es autoayuda colectiva”: J.C. Monedero.

Redacción Arsitegui Noticias. septiembre 26, 2017 12:36 pm

El politólogo español, Juan Carlos Monedero, dijo en #AristeguiEnVivo que con frecuencia la política es “el rostro de la maldad”, sin embargo, cuando la protagonizan los pueblos se convierte en alegría.

 

 

———————————————————

SISMO Y NACIONALISMO O LA URGENTE DESPOLITIZACIÓN DE LA SOLIDARIDAD.

Xavier Rodríguez L.

Dos preguntas:
Primera: ¿la reacción de la sociedad después del sismo se explica por nuestro espíritu nacional latente que súbitamente despertó? Respuesta: no, para nada. Luego entonces,
Segunda: ¿por qué inmediatamente se desenfunda al nacionalismo como argumento encubridor y difuminador de la solidaridad humana más elemental?
Lo que sucedió este 19 de septiembre de 2017, al igual que en 1985, fue una movilización y organización espontánea que nunca pasó por el tamiz o la bendición de algún espíritu tricolor. Nada de eso, fue únicamente ver y saber que había gente muriendo, sufriendo, jodida o sin casa, lo que impulsó a decenas de miles de personas a volcarse para tratar de hacer frente a la devastación. Así de simple: era necesario ayudar y salvar a congéneres sin pensar en pasaportes, culturas, gustos, valores, clase, etc. ¿Alguno de ustedes pensó en su mexicanidad en esos momentos en que se lanzó a levantar escombro, llevar víveres, herramienta, ropa, cobijas, juguetes y mil cosas más a los centros de acopio, o a dar tiempo en los albergues, o a ayudar en las líneas de acarreo de víveres, o a preparar comida para los damnificados, o a organizar la asistencia desde el feis o el tuiter? Yo tampoco. Lo hicimos y lo seguimos haciendo porque aun somos humanos. Nada más, pero nada menos.
Los jovencitos de la prepa cinco que apenas unos minutos después del sismo vi correr para acercarse a ayudar al colegio Rébsamen, iban desesperados porque ya sabían que una escuela se había caído y existía gente atrapada. Se trataba de ayudar no porque fuera un edificio mexicano, con gente mexicana y una irresponsable directora mexicana. Las atrapadas en ese derrumbe eran simplemente personas a las que había que rescatar, y esos adolescentes corrían desaforadamente como si a ellos les fuera la vida en ser los primeros en llegar a levantar piedras.
La organización social espontánea, casi automática, ante la catástrofe no pasó por los cada vez más erosionados reductos del Estado nación, o de una idea general de nacionalismo o, peor aún, de “mexicanidad”. La clave radica en que echar mano del argumento del nacionalismo lleva implícito el ánimo, el objetivo político, de desmovilizar a la sociedad que una vez más recordó que es capaz de organizarse, actuar, decidir, por encima de un poder corrupto, burocrático, ineficiente, rapaz, etc. Esgrimir al nacionalismo es obtener la licencia para poder utilizar un gran arsenal de descalificaciones contra la crítica y el empoderamiento de la sociedad civil que salió a las calles. Ya lo hemos visto: “no es momento de criticar”, “todos debemos estar unidos”, “codo con codo porque somos una gran nación”, “recordemos el espíritu que nos une”, “los que nos gritan son provocadores” (Peña dixit), “la inigualable respuesta mexicana ante la catástrofe”, “no hay que politizar la tragedia”, etc. El nacionalismo, no lo olvidemos, es la primera réplica de los gobiernos cuando son cuestionados o se sienten amenazados en su legitimidad.
“México ya despertó” es una frase linda pero equivocada. Lo que se movió -además de la tierra- fue tan solo una parte de la sociedad que súbitamente de cara a la impredecible tragedia se percató de su importancia y de su poder de organizarse para hacer cosas sin esperar la instrucción de alguna autoridad o representante del gobierno. Lo acontecido tampoco garantiza ni mucho menos que se tome conciencia del profundo ejercicio político que su accionar ha demostrado. Sería lo deseable, pero no necesariamente así sucederá.
¿Entonces por qué a la gente le dio por cantar el himno nacional en algunos momentos de clímax dentro del proceso de rescate de vivos y muertos? Más que con el nacionalismo la respuesta tiene que ver con la urgencia de, frente a la adversidad, sentir algún vínculo con el desconocido de al lado sin importar mucho quien sea. Yo me abracé sentimentalmente con mi familia sin necesidad de entonar la canción que aprendimos en la escuela y escuchamos al inicio de los partidos de la selección de futbol, y si hubiera tenido a mis amigos al lado hubiera sucedido lo mismo. Nos abrazamos y eso fue suficiente, el lazo de unión era explícito. En la tragedia, frente al terror, es natural e instintivo tratar de sentirse acompañado. Cantar el himno nacional les sirvió a los que lo hicieron en esos momentos álgidos de los rescates para eso, sólo para eso. Así como fue esa canción podrían haber elevado una plegaria, o realizar una ovación (cuestión que sucedió la mayoría de las ocasiones) o simplemente refugiarse en el ruido más poderoso de todos: el silencio. El punto de entonar el himno era saberse unidos, y la manera de hacerlo fue alrededor de una canción que la mayoría conocía y que, según nos han enseñado, nos debe unir a los distintos. Sin embargo, de acuerdo con las notas periodísticas, hasta los integrantes del equipo de rescate japonés se sumaron a los cánticos de la bélica rola mexicana. Luego entonces, no importaba lo que se cantara, lo trascendente era el sentido de comunidad solidaria que ahí se estaba expresando. No interesaba lo nacional, sino la humanidad intrínseca al gesto heroico realizado y atestiguado.
Sabemos que el nacionalismo es el tapete bajo el cual se ocultan las divisiones y desigualdades sociales. Hoy se trata de no caer en el garlito de este gobierno y sus intelectuales (los mismos de siempre) aterrados por la movilización social que una vez más los rebasó en su accionar, evidenciándolos en su mundana preocupación tanto por mantener su imagen como por continuar lucrando políticamente. Más bien es urgente identificar las nuevas formas de identidad social que nos permitirían consolidar los lazos que se han hecho evidentes entre todas las personas que, de una u otra forma, hemos sido sacudidos por esta tragedia. Comprender que muchísima gente se volcó a ayudar por razones distintas al nacionalismo incrementa la valía de su accionar, ya que nos percataremos de que esos individuos lo hicieron no gracias a una entelequia históricamente construida sino por algo mucho más básico y natural: solidaridad humana.
El anhelo romántico sobre el surgimiento (ahora sí) de una sociedad civil fuerte que por fin asuma y ejerza la responsabilidad de participar en el ejercicio directo del poder, es tan solo eso, un anhelo que como posibilidad existe pero como certeza habrá que construir. Se trata de escribir una nueva narrativa, distinta y diferente a la estatal construida en el siglo XIX, tan simple como eso. Al gobierno le urge que los que salieron a la calle regresen a la brevedad a su pasmada normalidad, y para ello ha empezado a ondear la enseña nacional frente a nuestra cara. Nosotros decidimos si lo hacemos o nos seguimos de frente.

25sep17. 20:30

Posdata perrona. Amamos a Frida no por ser miembro de la Marina Armada de México, sino porque es la más mediática de todos sus perrunos congéneres colegas y porque sabemos que ha salvado vidas (sin importar nacionalidad) o ayudado a recuperar cuerpos. Es por ello que nos cae muy bien y nos parece entrañable, no porque sea mexicana.

 

 

———————————————————

Mesa Política sobre 19-S: la fuerza social…

 

 

———————————————————

“y el Gobierno de la CDMX nada más no ayuda”

Leslie Serna  

He tratado de poner solo reflexiones positivas pero es que en verdad el gobierno de la ciudad nomás no deja. Admito que se movieron rápido que ni de lejos han tenido la respuesta autoritaria de Ramón Aguirre en 1985; que anunciaron ya un programa de reconstrucción que suena sensato (hay que estudiarlo porque solo clasifica por daños y no por otro tipo de factores como inquilinos/ propietarios; Xochimilco/ zonas acomodadas), pero su ineficiencia para el manejo de la información llega a ser inmoral.
No puedo creer que no hayan sido capaces de instalar en el minuto 60, 40 centros de crisis, uno en cada edificio derrumbado (ni de lejos los cientos que se cayeron en 1985). Centros de crisis coordinados por una persona de alto nivel, con comunicación directa a la secretaría de gobierno, atendiendo directamente, no a televisa y los medios, sino a los familiares de las víctimas.
No puedo creer que Mancera ya sepa cuántos edificios tienen en diagnóstico, rojo verde o amarillo, y yo que vivo a 10 metros del edificio que se cayó en Laredo, no sepa en qué situación se encuentra el mío.
No puedo creer que cada uno de mis 11 vecinos haya recibido una información diferente.
No puedo creer que cada comité de vecinos de la Condesa tenga información distinta de lo que procede
No puedo creer que el muchachito bien intencionado del gobierno, delegación o quién sabe qué (porque no traen gafete) le haya dicho a un vecino (frente a mis ojos) si usted cree que su edificio no tiene daños aquí en este mapa márquelo con verde.
No puedo creer que todo esto suceda en un gobierno conformado con muchos cuadros que vivieron el 85 desde el otro lado. En verdad, me cuesta creerlo.

En comunicación y organización, sí, definitivamente sí, la sociedad volvió a rebasar al gobierno. Hay que ver la capacidad de los centros de acopio para articularse entre sí. Y ni qué decir de las organizaciones que crearon el mapa de daños y necesidades. Mis respetos y admiración a todos ellos.

 

 

———————————————————

Terremotos de 1985 y de 2017.

Elena Poniatowska